CARBOXITERAPIA

La carboxiterapia es una de las técnicas aplicadas en cuerpo para combatir celulitis, flacidez y grasa localizada. Es un método mínimamente invasivo que consiste en la aplicación del gas dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones en los tejidos afectados.

Al no producirse un drenaje correcto de los adipocitos, los desechos e impurezas se acumulan de forma líquida al principio para adquirir después una consistencia espesa o gelatinosa. 

La presencia de este gel con sustancias tóxicas no drenadas produce una irritación de los fibroblastos, que responden produciendo colágeno, dando como resultado unos puentes cicatriciales que traccionan y estrangulan a los vasos, dificultando aún más el metabolismo de dicho tejido y cerrando un círculo vicioso que da como resultado la celulitis. 

La Carboxiterapia es una de las mejores técnicas para combatir la celulitis, el exceso de grasa en el cuerpo, la flacidez y el envejecimiento corporal y facial. 

Es un procedimiento invasivo, no quirúrgico, que consiste en aplicar, de manera localizada, pequeñas inyecciones de dióxido de carbono (CO2), el cual estimula diversos procesos enzimáticos celulares aumentando la lipólisis y estimulando la formación de colágeno y elastina.  


Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+